De la basura también se come, ¿aún quieres derrochar?

R. Q – Terra Noticias

El escritor e historiador londinense Tristram Stuart revolucionó los parámetros del consumo en el año 2011 con la publicación de ‘Despilfarro: el escándalo global de la comida’. El libro reveló los excesos consumistas y ruborizó a un sistema insaciable y caprichoso. Algunas de las confidencias más vergonzosas: Los países desarrollados tiran al año 22 millones de toneladas de alimentos. Cada ciudadano europeo desecha anualmente 10 kilos de comida apta para el consumo. Los cuarenta millones de toneladas de alimentos despilfarrados en EE UU al año podrían alimentar a mil millones de personas que sufren hambre cada día.

El libro escandalizó, concienció e inspiró. Y Tristram Stuart tradujo las cifras de su libro en una provocadora acción para demostrar la perversión del sistema de consumo. El 18 de noviembre de 2011 celebró el evento ‘Feeding 5.000’. La acción consistió en dar de comer a 5.000 personas en Londres con alimentos en perfecto estado recuperados de contenedores de basura. Ese día Stuart calculó que si hubiese sido capaz de recoger toda la comida desechada en Gran Bretaña, habría podido dar de cenar a 60 millones de personas.

El colectivo madrileño Comida Basura es discípulo de Tristram Stuart. La plataforma funciona desde hace varios años en Madrid y se autoproclama acólita del movimiento ‘freegan’. Este término –contracción de free (gratis) y vegan (vegano)- reivindica un estilo de vida anticonsumista. Entre sus normas destaca la recuperación dealimentos reutilizables de contenedores de basura para minimizar el despilfarro de alimentos. Les empuja un espíritu solidario.

Un informe del parlamento Europeo publicado en noviembre de 2011 reveló que España desperdicia 7,7 millones de toneladas de alimentos comestibles al año. Una media de 163 kilogramos por persona. Los freegans intentan contener este derroche alimentario a través de la concienciación. Sus integrantes comenzaron con protestas de impacto.El mayo de 2012 el colectivo Comida Basura organizó una cena elaborada con alimentos recogidos de la basura.

Brigadas de voluntarios tomaron la calle y rescataron fruta, verdura o huevos en contenedores céntricos para conseguir avituallamiento para la cena y demostrar a los medios de comunicación convocados el absurdo derroche diario de alimentos. Cien personas sin recursos fueron invitadas a degustar comida en perfecto estado condenada a pudrirse en vertederos de extrarradio.

La acción fue un éxito. Sin embargo, sus miembros decidieron evolucionar el movimiento. “Es muy sencillo tergiversar el mensaje en acciones como esta. Y hubo medios que manipularon la acción. Así que hemos decidido prescindir por ahora las acciones directas y pensar cómo podemos cambiar las cosas desde dentro”. Precisamente, David, miembro de Comida Basura, participó la semana pasada en un taller de Ikea sobre sostenibilidad alimentaria.

Hay varias líneas de acción para erradicar el derroche de excedentes: No producir más de lo necesario, promover la donación de productos a punto de caducar o conseguir que los excedentes de comida fresca y comestibles lleguen a personas hambrientas. ‘Comida Basura’ ultima la creación de un taller permanente y la colaboración con universidades para analizar nuevas fórmulas de reciclaje de comida.

La Unión Europea también ha reaccionado. El Parlamento Europeo ha propuesto este año cambiar la normativa sobre la fecha de caducidad en el etiquetado de los alimentos. La medida forma parte de unconjunto de actuaciones destinadas a reducir el desperdicio de alimentos en buen estado, que, tal y como se desprende en el informe, asciende a casi 90 millones de toneladas al año en la UE.

El objetivo es que en 2025 se haya reducido a la mitad el desperdicio de alimentos en buen estado, que actualmente asciende a 179 kilogramos anuales por persona. En la UE sobreviven 70 millones de ciudadanos bajo el umbral de la pobreza.

https://comidabasurablog.wordpress.com

D.
www.tinapaterson.com

Essen aus Müll: Spanische Aktivisten trotzen der Verschwendung

Essen aus Müll: Spanische Aktivisten trotzen der Verschwendung 
2. Jul 2012 – AFP
Comida basura heißt auf Spanisch Junk Food – aber die gleichnamige Bewegung bezieht sich nicht auf Pommes und Co., sondern will ein Zeichen gegen die Verschwendung setzen. Sie bereitet aus weggeworfenen Lebensmitteln nahrhafte Gerichte zu, die sie in der Nachbarschaft verteilt. Ähnliche Bewegungen gibt es mittlerweile in vielen Ländern, doch hat sie in Spanien angesichts der Wirtschaftskrise und der hohen Arbeitslosigkeit noch einen ganz anderen Geschmack.

Cena Freegan 2009: El acto

Cuando juntamos toda la comida que habíamos recogido por los contenedores de los supermercados fue una imagen realmente alucinante. ¿Cómo era posible que se tirase toda esa comida a la basura, cuando en el emundo mueren millones de personas de hambre?, y sin ir tan lejos, la cantidad de gente que vive en la calle, y todavía mucho más cerquita, con lo que cuesta llegar a fin de mes


La comida freegan cocinada no se diferencia de la que compramos todos los dias en el super, es lógico porque es la misma. Pero los prejuicios y la verguenza de recoger basura, de rebuscar entre los desechos del consumo, son terribles, notas su influencia su peso…pero sin embrago una vez superada esta barrera, la desazón se torna en orgullo, la búsqueda se convierte en un placer. La búsqueda se torna finalmente en una acto de conciencia social y ecológica que te hace sentir bien. ¡hemos burlado aunque sea sólo por una cena al sistema!, hemos sido parasistemas, hemos cenado gratis, o mejor dicho ¡nos hemos dado un festin gratis con la “basura ” del despilfarro consumista!

Continue reading