Parece que rectifican…

 

Imagen del Feeding Zaragoza 2012

El Gobierno quiere que la comida caducada pueda ser usada con fines sociales

Agricultura quiere prevenir el desperdicio por cuestiones de seguridad alimentaria y optimizar los excedentes alimentarios

Madrid (Efe).- El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha afirmado hoy que “hay que implicar a todo el mundo para frenar el desperdicio de alimentos” porque “la comida es demasiado valiosa como para desperdiciarla”.
El ministro ha hecho estas declaraciones tras la firma de un acuerdo entre la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal) y la Asociación Española de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc) para prevenir el desperdicio y optimizar los excedentes alimentarios, al que se han suscrito cien empresas agroalimentarias.

Con este acuerdo, Aecoc lanza la campaña “La alimentación no tiene desperdicio, aprovéchala”, un proyecto que busca “reducir los desperdicios a lo largo de toda la cadena alimentaria”, con el impulso de buenas prácticas, así como “optimizar” los excedentes alimentarios y mejorar su redistribución, ha explicado el presidente de la asociación, Francisco Javier Campo.
Campo ha subrayado que el desperdicio de alimentos -que asciende a 90 millones de toneladas anuales en el conjunto de la Unión Europea, 3 millones en España- “es un problema de gran complejidad” que afecta a todos los eslabones de la cadena alimentaria, “incluidos los consumidores”, y “a todos los países desarrollados”.

Por su parte, el ministro Arias Cañete ha dicho que es necesario “educar a la sociedad”, por lo que el Gobierno potenciará “la comunicación al consumidor sobre las condiciones y recomendaciones” de consumo, para ayudarle a ser más eficaz y sostenible.
Además, ha anunciado que el Ministerio revisará “en profundidad” las normas de calidad de producción y desarrollará una estrategia para la reducción de los alimentos desechados, “destinada a dar respuesta al impacto económico y social que produce”.
Las empresas que participan en la iniciativa (entre las que figuran Coca Cola, Nestlé, Campofrío, Nutrexpa, Alcampo, Mercadona, Dia o Mahou San Miguel, entre otras) han firmado además un decálogo por el que se comprometen a aprovechar toda la vida útil de los productos y colaborar en la logística de su redistribución.

Arias Cañete ha destacado el trabajo de los 54 bancos de alimentos de España -que reparten al año 84 millones de kilos de comida-, aunque ha lamentado que “no llegan a cubrir todas las necesidades”, un problema que cobra fuerza ante el previsible recorte de las ayudas comunitarias al programa de ayuda a los más necesitados. “Es muy curioso que sean algunas de las naciones más prósperas las que cuestionan un programa que es fundamental para muchos países de la Unión Europea”, ha afirmado.

Por su parte, el presidente de Fesbal, José Antonio Busto, ha manifestado su preocupación “porque de cara al año 2014 las ayudas están en cuestión”, lo que supondría “dejar de atender a unas 300.000 personas”. Por ello, ha valorado “el esfuerzo” de las empresas para atajar el problema, aunque ha recordado que el 42 % de lo que se tira, “se tira en las familias”. “A ellas no se les puede manejar con un decreto, vamos a tener que convencerlos, y eso va a ser una cuestión de educación, de cambio de costumbres y de mentalidad”, ha concluido.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/vida/20121108/54354981746/comida-caducada-usada-fines-sociales.html#ixzz2DGuhP2yh

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s